Martes 29 de julio de 2014

Padres influyen en el peso de los hijos

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

    •  

Niños con sobrepeso se benefician cuando la familia vigila su propia dieta

Los niños de preescolar con sobrepeso y obesidad se benefician más de un programa de pérdida de peso cuando el tratamiento involucra también a los padres que tienen kilos de más.

El 21,4% de los niños entre 5 y 12 años tienen obesidad y sobrepeso, según la más reciente  Encuesta Nacional de Nutrición.  |   FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS
ampliar
El 21,4% de los niños entre 5 y 12 años tienen obesidad y sobrepeso, según la más reciente Encuesta Nacional de Nutrición. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS

El Buffalo Healthy Tots, proyecto de salud infantil de la ciudad de Buffalo, en Nueva York, puso en evidencia el resultado con un grupo de niños con sobrepeso, en el 2010.

Según los investigadores de la Universidad de Buffalo, el crecimiento de los niños que participaron en el programa mostró un peso más acorde con su talla, cuando el padre también participaba de un régimen de control nutricional.

Los niños del proyecto padres-hijos ganaron, en promedio, cinco kilogramos en dos años, cantidad apropiada para su etapa de crecimiento.

En cambio, los preescolares que estaban en el programa sin sus padres subían en general siete kilogramos en el mismo periodo.

Los padres involucrados bajaron en promedio seis kilos, y quienes no participaron no vieron un cambio.

“Nuestros resultados muestran que el abordaje tradicional de la prevención y el tratamiento de la obesidad, que se enfoca solo en el niño, es obsoleto”, dijo la autora principal del estudio, Teresa A. Quattrin.

“Aunque sabemos que es esencial comenzar a tratar el sobrepeso en niños desde muy pequeños, había poca información sobre lo que funciona mejor en los preescolares”, agregó Quattrin.

Impacto directo

Según la nutricionista costarricense Catalina Miranda, los hábitos alimentarios de los padres influyen en los de los hijos.

“Cuando los padres traen al niño a consulta, ya sea por sobrepeso u obesidad, es importante hacer el abordaje también con ellos. Debe haber un apoyo familiar. No es solo un asunto del niño; deben participar todos los miembros de la familia”, comentó Miranda.

Consejos

  • Más frutas, menos galletas: Si los padres explican a los niños la importancia de comer frutas y verduras, y las compran en lugar de golosinas, los niños se acostumbrarán a comerlas habitualmente, aseguran nutricionistas de la Clínica Mayo en EE. UU.
  • Decir ‘basta’: Los niños deben aprender a comer variado, pero también saber cuándo están satisfechos.
  • Todos a la mesa: Comer en familia tiende a mejorar los hábitos de alimentación de todos sus miembros, ayuda a controlar las porciones y limita el tiempo usado para comer.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Padres influyen en el peso de los hijos