Lunes 29 de setiembre de 2014

La Liga alimentó su confianza con goleada de cara al Clásico

Por: Marcelo Poltronieri marcelo.poltronieri@nacion.com

Álvaro Sánchez festeja con euforia el que puede ser uno de los mejores goles de su carrera. El manudo se quitó la marca de dos defensores y  definió con un globito.  |  FOTO: MELISA HERNÁNDEZ
Álvaro Sánchez festeja con euforia el que puede ser uno de los mejores goles de su carrera. El manudo se quitó la marca de dos defensores y definió con un globito. | FOTO: MELISA HERNÁNDEZ ampliar
    •  

Alajuelense aprovechó el débil rival para afinar la pólvora de Jerry Palacios y Jonathan Mc Donald

Alajuelense ganó, gustó y goleó contra un pobre As Puma que le sirvió a los manudos para alimentar su confianza de cara al Clásico.

Los rojinegros viajarán el miércoles al Ricardo Saprissa con la moral por los aires, gracias a la paliza que propinaron ayer en su casa.

Hay que decirlo: los erizos se toparon con un rival demasiado débil, pero eso no fue culpa de ellos.

Si hay algo que reconocerle al Alajuelense de anoche fue la seriedad con la que se tomó un partido que ya tenía ganado mucho antes de que el árbitro pitara el arranque.

Es más, fue tal el baile en el Morera que si el encuentro quedó así, fue porque los mismos manudos no quisieron anotar más.

Y para poner en contexto lo dicho anteriormente, solo en la primera parte, los dueños de casa tuvieron cerca de diez opciones claras de gol contra una de los generaleños.

El portero Néstor Mena y su zaga sacaban agua del bote, Patrick Pemberton si acaso tocó la redonda dos veces, para hacer un saque de puerta y para asistir a algún compañero suyo.

Así de claro fue el dominio.

Los manudos se pusieron muy rápido al frente, pues tan solo a los siete minutos, la pizarra ya tenía dígitos distintos.

El creador del primero fue Allen Guevara, jugador que día tras día recupera el nivel al que nos tenía acostumbrados.

Impulsado por su excesiva velocidad, el Cusuco arrastró marcas, tocó de pared con Álvaro Sánchez -igual de inspirado- para definir con categoría al segundo palo.

No satisfechos con eso, los manudos siguieron acechando a su rival hasta que consiguieron el segundo y, de paso, el mejor gol de la noche.

El tanto de Sánchez fue de esos de antología, de los que hacen que al aficionado le haya valido el boleto y la empapada por la lluvia.

Sánchez tomó el balón dentro del área, dejó a dos defensores en el suelo y luego de dos grandes recortes globeó la pelota sobre el guardameta Mena.

¡Fue un tremendo golazo!

Con el rival en la lona y conscientes de las posibilidades de golear, los manudos se apresuraron en la búsqueda de más goles.

Tanto fue el apuro que, en esa desesperación por abultar el marcador, fallaron cualquier cantidad de goles. ¡Todos querían marcar!

La primera mitad terminó con el 2-0, dejando la sensación de que el resultado quedaba corto.

El arranque de la segunda mitad fue una copia de la inicial: goles y goles desperdiciados.

Inclusive, era tanta la imprecisión que daba la idea de que el marco no se abriría más.

Regreso al gol

Óscar Ramírez aprovechó las bondades del rival para darle confianza a dos de sus delanteros.

El Machillo hizo ingresar a Jerry Palacios y a Jonathan Mc Donald, quienes tenían tiempo de no marcar con el equipo.

Para suerte de ellos y del espectáculo, los dos lograron anotar.

El hondureño logró un doblete, el primero de penal al 77' y el segundo al cerrar la pinza frente al área, luego de un servicio de Mc Donald, al 84'.

Por su parte, el mismo Jonathan sentenció con un potente remate de larga distancia al 88'.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: La Liga alimentó su confianza con goleada de cara al Clásico