Jueves 30 de octubre de 2014

Bajista de Escats sufrió mala praxis

Por: Yollyhant Gómez yollyhant.gomez@nacion.com

Felipe Contreras tiene 45 años. Él empezó a trabajar desde que tenía 12. Ahora toma solo la mitad de medicamentos.  | FOTO: CORTESÍA FELIPE CONTRERAS.
Felipe Contreras tiene 45 años. Él empezó a trabajar desde que tenía 12. Ahora toma solo la mitad de medicamentos. | FOTO: CORTESÍA FELIPE CONTRERAS. ampliar
    •  

Músico fue diagnosticado con hipertensión, aunque no la padecía. Le recetaron medicamentos y esto afectó su salud

El bajista del grupo nacional Escats, Felipe Contreras, sufría de fuertes dolores de cabeza que lo obligaron a hacerse un chequeo médico. Este problema, según un doctor que lo vio hace siete años, se le atribuía a un posible padecimiento de hipertensión.

“Me medicaron, pero conforme pasó el tiempo los dolores no se me quitaron, lleve la prescripción de que era hipertenso a otro doctor y me recetó un medicamento más fuerte que tampoco me calmó el dolor”, comentó Contreras, quien la semana pasada volvió a acudir a otro especialista para otra revisión.

Este miércoles cumplió una semana de haberse sometido a diferentes exámenes, entre ellos de orina y sangre, y el doctor determinó con los resultados que la dosis que tomaba el bajista era muy alta y que había un mal diagnóstico que, incluso, pudo haber provocado que le diera hipertensión.

“Por dicha me di cuenta aunque igual en los últimos exámenes salí afectado del hígado y el corazón, hace tres años me dio un pre infarto y ahora me pusieron un alto si quiero seguir viviendo”, agregó.

Felipe comentó que a una semana de haber recibido el jalón de orejas cambió muchos de los malos hábitos que tienen los músicos, entre ellos, dormir de día y trabajar durante la noche.

“Duermo poco y no como bien, yo tengo 45 años y 33 de esos los he trabajado, pero esta semana decidí hacer un cambio y con solo caminar 30 minutos diarios y comer sano he notado que las cosas son diferentes”, explicó.

Aunque su comida favorita, según contó, son las alitas acompañadas de una cerveza, fue una de las primeras cosas que tuvo que eliminar de su vida. Ahora incorporó las frutas, el té, mientras que eliminó el alcohol y la grasa.

Comentó que en este momento es muy difícil incorporar una rutina de ejercicios en un gimnasio, porque debido a que siempre ha sido una persona sedentaria, corre el riesgo de sufrir un paro cardiaco si abusa del deporte.

Contreras toma la medicina correcta, cuya dosis fue reducida a la mitad de lo que tomaba antes.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Bajista de Escats sufrió mala praxis