Lunes 28 de julio de 2014

Doña Merry fue virgen a Brasil

Por: Alvaro Valverde alvaro.valverde@nacion.com

    •  

La popular ‘ingeniera doméstica’ confesó que está dolida por la

partida de Pinto, con quien departió en el Mundial

Doña Merry dice que una de las cosas que más disfrutó en Brasil fue la comida.    |  FOTO: EYLEEN VARGAS
ampliar
Doña Merry dice que una de las cosas que más disfrutó en Brasil fue la comida. | FOTO: EYLEEN VARGAS

En el Mundial de Brasil, varios ticos, y uno que otro extranjero, se rieron con las ocurrencias de la famosa Doña Merry Christmas , pero pocos conocimos los detalles de su estadía en suelo suramericano.

Por lo bien vestida que se veía en cada transmisión, por lo coqueta que se mostraba con los entrevistados y porque estuvo muy cerca de los jugadores de la Selección Nacional, incluido el exdirector técnico Jorge Luis Pinto, quisimos conocer cómo le fue en su viaje y, de paso, saber cuál es su opinión a raíz de la controversia generada por la renuncia del colombiano.

¿Cómo le fue en Brasil?

Fue muy cansado, pero estoy contenta por los resultados de la Selección Nacional y de la transmisión que hicimos desde allá.

Durante la cobertura siempre la vimos muy elegante. ¿Cuántos pares de sandalias se llevó?

Yo llevé como ocho pares porque siempre hay que andar preparada, pero regalé bastantes pares allá en Brasil. Uno se lo di a una periodista brasileña que me trató muy linda y me piropeó un par, entonces, como le gustaron, yo se lo di; también a una chiquilla, pero era como de Inglaterra porque no hablaba español, entonces nos entendimos a puras señas y la pasamos bonito juntas, y como yo tenía un par con número más grande se lo regalé.

¿Consiguió novio?

¡Ay, qué bárbaroooo, que preguntas me hace! Una no anda buscando esas cosas, una anda trabajando, pero sí, me di un buen taquito de ojo.

En Brasil, hay muchos hombre guapos, más que todo los jugadores, pero los que me salieron a mí eran unos chiquillos. Por eso, me quedé bien portada, porque si una es débil puede caer”.

¿Cómo le fue con la comida?

¡Riquísima! La comida es muy rica, todo lo que le sirven a una es demasiado porque en cantidades es muchísimo, y todo es frito y a todo hay que acostumbrarse y como yo padezco del colon vieras, pero yo andaba preparada porque andaba medicamentos y me curaba tomando té o leche magnesia.

Y con el idioma, ¿se pudo comunicar sin problema?

Es un vacilón porque los brasileños le entienden a una, pero ellos a mí no. Vieras qué raro.

¿Se le hizo algún enredo por usar alguna palabra tica?

Solo una vez en una cocina, porque le pregunté a las cocineras que si les gustaba el “pinto” y ellas solo me pelaron los ojos y se comenzaron a reír. Yo les preguntaba de qué se reían y me dijeron que la palabra “pinto” allá significa otra cosa. Así se le dice a eso que tienen solo los hombres.

Hablando de Pinto, el entrenador, ¿qué opina de lo que dicen los jugadores de la Selección sobre él?

Si Pinto tiene un lado malo, yo no tuve la oportunidad de conocerlo. La parte buena de Pinto fue lo que disfruté porque él fue muy atento conmigo y con los otros personajes durante la época del Mundial, y en otras actividades que pudimos compartir en el escenario.

¿Piensa que lo que dicen los jugadores es cierto?

En esas situaciones, que opinen los que saben y los que lo vivieron, el resto deberíamos quedarnos calladitos y sumisos. Si ellos lo dicen es porque tienen sus razones, entonces, en esas cosas hay que ser muy prudente de lo que se habla u opina.

Yo hasta fui testigo de que a Pinto le tocaba viajar en primera clase y el cambió el campo con Michael Umaña (quien iba en ejecutiva) y él se quedó con la pelota.

¿Cómo se sintió después de que Pinto se fue?

¡Qué chicha que se fuera! A una le duele que esta historia haya terminado así, hay que ver realmente qué fue lo que pasó. Para mí, Pinto manejó su estrategia, pero se le salió de las manos. Porque vieras qué buena gente es ese señor.

¿En qué momento lavaba usted la ropa?

Huy, eso fue un tanate, usted no sabe lo que es lavar un vestido en un lavatorio, y más los míos que son tan finos y con los encajes. Por dicha, conseguimos un lugar donde lavaban, pero es carísimo, porque por un vestido me salía en 60 reales, que son como $30 dólares, o sea más de ¢15.000.

¿Con quién le tocó dormir cuando estuvo en Brasil?

Dormí solita. El canal me dio una habitación aparte y a mi compañero Gerardito Salas, que es camarógrafo y editor, le dieron otra. Él fue el que me hizo compañía.

¿ Era la primera vez que iba a un Mundial?

Sí, fue la primera vez para los dos. Estábamos vírgenes.

¿ Le gustaría volver a Brasil?

Claro que sí, allá hice muchos, amigos, y la gente es preciosa.

¿Quién es doña Merry Christmas?

Doña Merry es una empleada doméstica que, aunque no parezca, tiene apenas ocho años de haberse creado. Su padre es el comediante Roque Ramírez, quien la personifica en programas como Pelando el ojo y en varios shows de entretenimiento y en Deportes Repretel.

Christmas nació en una convención de farmacéuticos en Guatemala, en la que le solicitaron a Roque hacer una presentación con un personaje típico de Costa Rica. El comediante fue a una tienda donde vendían uniformes de muchachas de servicio. “Ahí nació doña Merry, una ‘ingeniera doméstica’ que refleja a muchas mujeres ticas”, afirmó Roque.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Doña Merry fue virgen a Brasil