Miércoles 23 de julio de 2014

Alerta en Texas por ola de niños migrantes

    •  

52.000 infantes que llegaron solos desde Centroamérica provocan debate en EE.UU.

LOS ÁNGELES.

Entre el yunque de las pandillas y el martillo de las leyes migratorias de EE.UU., miles de menores centroamericanos indocumentados recuerdan el miedo por el que decidieron emigrar y, por ello, temen ser deportados por la policía.

Uno de estos casos es el de un joven procedente de Honduras que se hace llamar “ Milton ” por miedo a posibles represalias.

“Ellos (los pandilleros de la Mara Salvatrucha) sí me golpearon y todo eso”, afirmó con resignación “Milton” , de 17 años.

“Yo me vine huyendo de eso, de las pandillas, porque digo yo, qué voy a estar haciendo aquí (Honduras) sabiendo que en cualquier rato me van a matar” , declaró a Efe en una entrevista con su madre, que también quiso mantener el anonimato por seguridad.

Este adolescente es uno de los cerca de 57.000 menores indocumentados sin acompañante que la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP) ha detenido por cruzar ilegalmente la frontera desde el inicio del presente año fiscal, que comenzó el 1 de octubre de 2013.

En este periodo, según estadísticas oficiales, los agentes de CBP han detenido a 16.546 procedentes de Honduras, 14.086 de Guatemala y 13.301 de El Salvador.

Esta avalancha ha obligado a la Casa Blanca a crear albergues improvisados para alojar a estos miles de menores y modificar su agenda en política migratoria.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Elevarán seguridad en frontera

El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que el mes próximo desplegará 1.000 soldados de la Guardia Nacional a la frontera con México ante la avalancha de niños inmigrantes que llegan desde Centroamérica.

En una conferencia de prensa en Austin, Perry justificó su decisión por las consecuencias que está teniendo la llegada de los menores, como el hecho de que las bandas criminales aprovechan que la Patrulla Fronteriza está concentrada en atender a los niños para sus actividades de tráfico de personas y de drogas.

“No voy a quedarme de brazos cruzados. El precio de la inacción es demasiado alto” , dijo el gobernador, cuyo nombre ha reaparecido tras la crisis de la inmigración infantil, y muchos apuntan que puede presentar de nuevo su candidatura a la Presidencia de EE.UU. en 2016, como hizo en 2012.

Como gobernador, Perry es el comandante en jefe de las fuerzas militares de Texas y puede disponer de ellas.

La única excepción es si el Gobierno federal girara una orden contraria en el Estado de Texas, o las requiera en otro lugar.

La frontera entre México y EE.UU. 

Se trata de niños que viajan solos desde Guatemala, El Salvador y Honduras. Para este año, las autoridades de EE.UU. estiman recibir 100.000 infantes.

Debido a la pobreza y violencia extrema en que están sumidos estos países. Honduras es la nación más violenta del mundo según la ONU.

En 2012 ordenó reducir la cantidad de deportaciones de jóvenes ingresados ilegalmente.

El gobernador de Texas exige endurecer los controles en fronteras. A final de mes, unos 1.000 policías de la Guardia Nacional fortalecerán la línea limítrofe con México



Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Alerta en Texas por ola de niños migrantes