Jueves 30 de octubre de 2014

Mujer que programó su muerte cumplió el último deseo

Por: Daniel Chacón daniel.chacon@nacion.com

La joven Brittany Maynard anunció en abril la decisión de acogerse al suicidio asistido. Desde entonces, se ha dedicado a cumplir una lista de deseos, que concluyó ayer.   | FOTO:  AP
La joven Brittany Maynard anunció en abril la decisión de acogerse al suicidio asistido. Desde entonces, se ha dedicado a cumplir una lista de deseos, que concluyó ayer. | FOTO: AP ampliar
    •  

Estadounidense de 29 años se someterá a la eutanasia este sábado en Canadá

Brittany Maynard, la mujer de 29 años que optará por la eutanasia a causa de un cáncer cerebral, cumplió este miércoles el sueño de conocer el Gran Cañón.

En abril, los doctores le diagnosticaron una esperanza de vida no mayor a los seis meses.

La joven tomó la decisión de escribir una lista de deseos antes de morir, que completó con la visita al Gran Cañón.

Maynard había programado la muerte asistida para este 1.° de noviembre, dos días después del cumpleaños de su esposo, con quien contrajo nupcias a inicios de año. Sin embargo, Maynard dijo a la revista People que su fecha límite es el 19 de noviembre, día en el que cumplirá 30 años.

Ella se alió con la organización Compassion and Choices, la cual busca que la población respete el derecho a morir con dignidad.

“No he lanzado esta campaña porque he querido atención. Lo he hecho porque quiero ver un mundo en el que toda persona tenga acceso a una muerte como dignidad, como la tendré. Mi viaje ha sido sencillo a causa de la decisión que he tomado”, escribio Maynard en su sitio web.

Práctica poco habitual

En la actualidad, el suicidio asistido, es decir, la entrega a una persona que desea terminar con su vida del material necesario para llevarlo a cabo, normalmente medicamentos, es legal en solo cinco estados de Estados Unidos.

Por esa razón, Maynard se trasladó junto a su familia de California al vecino estado de Oregón, que sí permite esta práctica.

En enero de este año, poco tiempo después de casarse, Maynard acudió al médico a causa de los fuertes dolores de cabeza que sentía, y le fue diagnosticado un tumor cerebral agresivo.

El cáncer avanzó rápidamente y los especialistas informaron a Maynard que solo le quedaban unos meses de vida, a la vez que le explicaron cómo estaba previsto que se desarrollase la enfermedad, que le causaría un gran dolor.

Su caso reabrió el debate de la eutanasia y las opciones permitidas a pacientes que padecen de una enfermedad terminal.

La discusión de la muerte asistida

Un especialista entrega medicinas a la persona para cesar, sin dolor, la vida.

Solo cinco estados en EE. UU. la permiten a pacientes que padecen una enfermedad terminal.

La Asociación Médica Mundial la considera contraria a la ética y condena tanto el suicidio con ayuda médica como la eutanasia. En cambio, recomienda los cuidados paliativos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Mujer que programó su muerte cumplió el último deseo