Lunes 28 de julio de 2014

Un beso en protesta contra la guerra

    •  

Iniciativa es apoyada por 38.000 personas alrededor del mundo

Nueva York.

Un simple beso fue la chispa que permitió a una modesta campaña para defender la paz entre árabes y judíos, convertirse en los últimos días en todo un éxito en las redes sociales.

Sulome Anderson, una periodista estadounidense de origen libanés, publicó el 13 de julio en Twitter, una instantánea en la que aparecía besando a su novio israelí y sujetando una hoja en la que podía leerse el lema “Judíos y árabes se niegan a ser enemigos”.

Bajo la imagen, la joven señalaba en inglés: “el me llama neshama (cariño, en hebreo), yo le llamo habibi (querido, en árabe). El amor no habla el idioma de la ocupación” e incluía el hashtag #JewsAndArabsRefuseToBeEnemies.

Desde entonces, la imagen ha sido compartida en la popular red social más de 4.000 veces y ha propulsado de forma espectacular esa campaña, iniciada poco antes por un estudiante israelí del Hunters College de Nueva York y una amiga siria.

El lema cuenta con una página en Facebook, que en apenas dos semanas ha logrado más de 38.000 seguidores y se ha extendido como la pólvora en las redes sociales.

Árabes y judíos comparten fotos en las que demuestran que pueden convivir en paz.   | FOTO: SITIO EN FACEBOOK
ampliar
Árabes y judíos comparten fotos en las que demuestran que pueden convivir en paz. | FOTO: SITIO EN FACEBOOK

Conflicto en la Franja de Gaza

Israel defiende que el grupo palestino Hamás ataca su territorio con misiles y construye túneles para ingresar a su territorio.

Es uno de los dos grupos que representa a la Autoridad Nacional Palestina, y que ha sido catalogado de terrorista por diferentes países, por sus métodos de defender la soberanía de la Franja de Gaza. Acusa a Israel de imponer un bloqueo económico y comercial.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Un beso en protesta contra la guerra