Martes 12 de agosto de 2014

Estudiantes estuvieron seis meses sin comida

Por: Antonio Rodríguez antonio.rodriguez@nacion.com

La protesta de unos 60 padres para pedir el despido de la directora, obligó a   cancelar las clases.  | FOTO: JOSÉ CORDERO
La protesta de unos 60 padres para pedir el despido de la directora, obligó a cancelar las clases. | FOTO: JOSÉ CORDERO ampliar
    •  

Padres de familia reclaman inoperancia por parte de la directora

Los padres de la escuela José Ángel Vieto Rangel de Curridabat, se alzaron ayer en huelga por lo que ellos consideran “inoperancia” por parte de la directora Blanca Segura.

Durante seis meses, el centro educativo no ha contado con un comedor escolar activo, pese a recibir mensualmente fondos del Programa de Nutrición y Alimentación (Panea), del Ministerio de Educación Pública (MEP).

“Efectivamente, esta escuela recibió cerca de ¢400.000 al mes por parte del MEP y nunca se usó para alimentar bien a los niños”, aseguró Elizabeth Elizondo, secretaria de la Dirección Regional en Curridabat.

Entre gritos y pancartas, casi 60 padres llegaron al centro académico alrededor de las 7 a. m., para exigir la salida de la directora, quien, según Elizondo, se encuentra incapacitada por motivos emocionales.

La manifestación obligó a cancelar las clases ayer. Después de la protesta, los padres, profesores y funcionarios del MEP llegaron a un acuerdo conjunto.

“Mañana (hoy) se restablecerán las clases y los niños tendrán un comedor funcional”, dijo el asesor legal de la regional, Bernal Vargas.

Además, Vargas anunció que la directora Segura será investigada durante el próximo mes, para lo cual se inició un proceso legal administrativo y por conflicto.

Los padres manifestaron que quedaron con un sinsabor: por un lado felices porque sus hijos tendrán alimentos en la escuela, pero por otro, lamentan que Segura aún no sea despedida formalmente.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Estudiantes estuvieron seis meses sin comida