Miércoles 27 de agosto de 2014

Colegiales acuden cada vez más al uso de marihuana

Por: Antonio Rodríguez antonio.rodriguez@nacion.com

La Unidad Canina de la Fuerza Pública requisó los bultos de los estudiantes del Colegio Ricardo Moreno Cañas, en una operativo en busca de drogas.  |  FOTO: JEFFREY ZAMORA-ARCHIVO
La Unidad Canina de la Fuerza Pública requisó los bultos de los estudiantes del Colegio Ricardo Moreno Cañas, en una operativo en busca de drogas. | FOTO: JEFFREY ZAMORA-ARCHIVO ampliar
    •  

Consumo preocupa al IAFA porque está “casi alcanzando al tabaco”

Policías detectaron el 22 de agosto, en un centro educativo de Moravia, 24 puchos de marihuana en poder de dos estudiantes.

Dicha droga se ha vuelto común en las aulas de secundaria, según un estudio realizado por el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

En el 2012, el uso de marihuana por parte de los colegiales era “evidente” y “dominante en comparación con otras sustancias ilícitas”.

“A lo largo de los años, notamos que el alcohol se mantiene estable, el tabaco baja, aunque poco, y la marihuana se ubica de tercero, casi que alcanzando al tabaco”, detalló Gerardo Sánchez, estadista y vocero del IAFA.

La muestra no incluyó colegios nocturnos ni técnicos.

De acuerdo con la encuesta hecha por el Instituto, el consumo experimental de alguna droga, “esencialmente marihuana”, tuvo lugar entre 56.000 estudiantes, de los cuales 33.000 son hombres y 23.000, mujeres.

Un 14,6% de estudiantes de sétimo a undécimo año admitieron haber fumado marihuana en algún momento de su vida.

Trabajo en grupo

El Ministerio de Educación (MEP) y la Fuerza Pública han trabajado en conjunto distintos programas, con el fin de reducir el consumo de drogas entre los menores de edad.

Entre esos proyectos destacan Seguridad Comunitaria, Tarea para Padres y DARE. Este último cubrió 196 escuelas y colegios en el 2013.

Del 2011 a mayo del 2014, en diferentes requisas y rastreos hechos por la Fuerza Pública y el Programa Regional Antidrogas (PRAD), se decomisaron 603 cigarrillos de marihuana.

Señales de consumo

“Las sospechas surgen cuando el joven asume una conducta no acostumbrada o presenta desinterés por el estudio”, manifestó Marilyn Jiménez, jefa de la Contraloría de Derechos Estudiantiles del MEP.

El MEP, IAFA y el Instituto Costarricense de Drogas están unidos en un nuevo programa que tiene como propósito detectar tales casos y atenderlos antes de que los consumidores desarrollen el vicio.

“En caso de identificar a un estudiante consumiendo drogas, es vital informarlo al 911 y esperar el apoyo”, dijo la funcionaria del ministerio.

Evite el problema desde la casa

Comunicación: En estas situaciones, la comunicación abierta con los hijos es vital. Se debe entrar en confianza con el joven para lograr que compartan todo lo que sienten y viven.

Supervisión: En vez de querer controlar la situación, es mejor supervisar e intentar guiar a los hijos, pues ellos aún no entienden los riesgos del consumo a largo plazo.

Dinero: El hecho es muy simple: si el joven no tiene dinero, es imposible que consiga la droga de forma gratuita.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Colegiales acuden cada vez más al uso de marihuana