Miércoles 24 de setiembre de 2014

Colegio usa detector ‘solo en estudiantes sospechosos’

Por: Luis Ramírez luis.ramirez@nacion.com

La junta del Liceo de San José, ubicado en barrio México, adquirió una paleta detectora de metales en el 2013. El  dispositivo les costó   ¢200.000.
La junta del Liceo de San José, ubicado en barrio México, adquirió una paleta detectora de metales en el 2013. El dispositivo les costó ¢200.000. Foto:Eyleen Vargas ampliar
    •  

Liceo de San José no ha decomisado ningún arma desde que revisa a sus alumnos con una paleta detectora de metales

El Liceo de San José, ubicado en barrio México, utiliza una paleta detectora de metales para inspeccionar solo a los estudiantes en  actitud sospechosa.

El director del centro educativo, Banny Ng, manifiesta que desde la compra del dispositivo de seguridad, a ningún alumno se le ha decomisado un arma al ingresar  a la institución.

“No siempre usamos la paleta detectora, solo cuando vemos a un estudiante sospechoso procedemos a pasar el dispositivo por el bulto”, confirmó  Ng.

Marilyn Jiménez, contralora de derechos estudiantiles del Ministerio de Educación Pública (MEP), comentó que si una institución decide hacer uso de un dispositivo, como  detectores de metales, debe usarlo en todos los estudiantes.

“El aparato se tiene que usar en todos por igual, no tiene que haber ninguna situación específica. Si existiera alguna duda o  sospecha razonable, ellos tienen los pasos a seguir”, explicó Jiménez.

El director del Liceo de San José explicó  que la paleta detectora de metales fue adquirida por la junta del colegio en el 2013, y tuvo un costo de unos ¢200.000.

El MEP ignora cuántos centros educativos cuentan con detectores de metales u otros dispositivos, ya que no existe una partida dentro del presupuesto para dotar a las instituciones con estos.

En este momento, es decisión de cada escuela o colegio hacer uso de las herramientas.

También lo usan

El liceo de San Carlos y el Colegio Vocacional de Artes y Oficios (Covao) de Cartago requisan a sus estudiantes con detectores de metales.

Joaquín Sánchez, director del liceo de San Carlos, dijo que, si bien cuentan con el dispositivo de seguridad, en ocasiones lo dejan de usar para evitar aglomeraciones a la entrada de la institución.

“Cuando llueve por ejemplo, le decimos al guarda que deje pasar a los estudiantes porque no tenemos techo en la entrada y a veces se hace un filón de estudiantes esperando  ingresar”, manifestó Sánchez.

La directora del Covao, Xinia Rodríguez, expresó que, en ocasiones, también  usan el dispositivo cuando se detecta  alguna  situación anormal en las aulas del centro educativo.

Reglamento

 Desde julio del 2012, todos los colegios deben cumplir con el “Protocolo específico sobre portación y uso de armas en los centros educativos de secundaria”, el cual establece que cada institución es responsable de regular el ingreso a sus instalaciones, por lo que se les permite la compra de aparatos para requisar las pertenencias de los estudiantes y funcionarios.

La contralora de derechos estudiantiles del MEP añadió que los guardias de seguridad  no pueden tocar a los estudiantes ni abrirles los salveques a la entrada  y la salida de los centros educativos.


“Los dispositivos se pueden usar siempre y cuando se respete la integridad de estudiantes. Esto no puede dar pie para que se dé un abuso en ellos”, detalló Jiménez.

En el caso de que un estudiante se rehuse a ser requisado, el funcionario encargado de la seguridad  del colegio no puede forzarlo; sin embargo, debe reportar el incidente a la dirección.

Protocolo

Comunicación: En caso de que se detecte a un estudiante con un arma, la persona encargada de la seguridad en la institución debe reportar el decomiso a las autoridades del centro educativo, quienes a su vez deben informar a los padres de familia.

Orientadores: Un profesor guía u orientador debe hablar con el estudiante sobre la situación. En caso de ser necesario, se debe prestar atención psicosocial a los involucrado en situaciones de violencia. Es responsabilidad de la institución dar seguimiento al hecho.

Denuncia: En caso de localizar un arma en manos de un estudiante, las autoridades del centro educativo deben denunciarlo al 9-1-1, solicitando apoyo a la Fuerza Pública.

Evacuación: Si las autoridades lo consideran necesario, deberán proceder con la evacuación del colegio.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Colegio usa detector ‘solo en estudiantes sospechosos’