Martes 22 de julio de 2014

País en deuda con personas sordas

Por: Luis Ramírez luis.ramirez@nacion.com

    •  

Barreras impiden realizar trámites tan simples como pedir una cita médica o pagar los impuestos en una municipalidad

Las instituciones del Estado carecen de personal capacitado para atender a las personas sordas.

Estefanía Carvajal, intérprete de Lesco (lengua de señas costarricense), explicó que el país cuenta apenas con 16 intérpretes certificados para atender esta población.

Un intérprete de Lesco cobra ¢15.000 por hora.

Las personas que no escuchan, por tanto, se enfrentan a retos diarios a la hora de hacer diligencias tan simples como solicitar cita en un hospital o realizar trámites en bancos y municipalidades.

Carvajal trabaja con el presidente, Luis Guillermo Solís, quien fue el primero en incorporar a una intérprete dentro de la planilla de empleados de la Presidencia.

Éricka Álvarez, directora del despacho de la vicepresidenta Ana Helena Chacón, afirma que se ha hecho poco para mejorar la atención que debe brindársele a esta comunidad.

“Esto no se está logrado. ni siquiera ha habido un esfuerzo institucional para tener una mejor comunicación con las personas sordas”, señaló Álvarez.

“La ley exige que las instituciones tengan intérpretes. En los presupuestos deben prever horas para que el personal aprenda Lesco”, aseveró Ana Montoya, de la Unidad de Acciones Rectoras del Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial (CNREE).

Intérprete de lesco
ampliar
Intérprete de lesco

Sin denuncias

A pesar del malestar entre la población sorda al toparse con estas barreras de comunicación, no existen denuncias.

Álvarez manifestó que los afectados deben ser quienes tomen la iniciativa y denunciar cuando se les viole su derecho a obtener atención en las instituciones.

La funcionaria agregó que el éxito de que se logre una mejor comprensión del problema reside en la alianza entre los afectados.

El despacho de la vicepresidenta Chacón espera ejecutar un plan que incluya a todas las instituciones a fin de entrenar un buen equipo de personas que sean capaces de manejar el lengua de señas Lesco.

Hasta el momento, solo el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Fuerza Pública y el Instituto Nacional de la Mujer se han acercado a la Presidencia para solicitar asesoría.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: País en deuda con personas sordas