Lunes 10 de noviembre de 2014

150 hoteles en riesgo de ir a cobro judicial

Por: Daniel Chacón daniel.chacon@nacion.com

Imagen sin titulo - GN
El empresario Asdrúbal Villegas entró al convenio preventivo para proteger del remate a su hotel, el Central Loft. ampliar
    •  

Empresarios turísticos esperan esta semana la firma de un decreto por parte del presidente para detener el trámite legal

Empresarios hoteleros de todo el país esperan que el presidente, Luis Guillermo Solís, firme un decreto que les concederá más tiempo para pagar sus deudas y frenar, así, los cobros judiciales.

Se trata hasta de 150 negocios dedicados al turismo, que dan trabajo a 1.000 personas, según explicó Boris Marchegiani, presidente de la Protectora de Turismo (Protur).

El director de la División de Gestión de Crédito del Banco de Costa Rica, Rodrigo Ramírez, detalló que ellos tienen 12 préstamos de empresas turísticas en cobro judicial y han llegado a arreglos con otras.

En La Fortuna de San Carlos es donde operan los más atrasados en el cumplimiento de sus deudas.

Marchegiani aseguró que el decreto fue redactado por una comisión compuesta por representantes del Gobierno, la institución que él representa, la Cámara de Hoteleros y la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

Ahora trató de obtener el texto pero el gerente general del ICT, Alberto López, indicó que no podía facilitarnos una copia porque está en revisión. Tampoco se pudo determinar cuánto tiempo más les darán a los empresarios morosos, ni el monto total de las deudas.

López explicó que se presentó una propuesta, la cual está en revisión, por lo cual no puede asegurar la fecha en que podría salir publicado el documento final.

Esos 150 hoteles no son los únicos que se beneficiarán del decreto. Al menos otros 700 entrarían en el arreglo, pues mantienen pendiente el pago de cuotas obrero-patronales desde hace dos meses.

“Esta es una situación que abarca a toda la industria turística. Lo que hemos solicitado es evaluar caso por caso para determinar cuáles empresas podrían ser objeto de la moratoria (por decreto)”, afirmó Pablo Herrera, presidente de Canatur.

De acuerdo con Marchegiani, se espera que entre hoy o mañana, Solís o López amplíen los detalles del arreglo.

En la Asamblea

En paralelo, la Comisión Permanente de Turismo discute cómo financiar las deudas para que los empresarios turísticos paguen.

Los diputados analizan tres proyectos de ley.

Dos de ellos crean un fideicomiso de $45 millones provenientes del Ministerio de Hacienda.

El tercero establece que los empresarios firmen un préstamo nuevo. El dinero saldría de Banca para el Desarrollo y el plazo para saldar el crédito será de 30 años.

“Tenemos entendido que 42 diputados están de acuerdo en avanzar con algún tipo de solución”, aseguró Marchegiani.

Los representantes del sector afirman que la crisis que golpeó a los Estados Unidos en el 2008 fue la causa por la cual en el país se perdieran 35.000 empleos entre el 2009 y el 2013.

No obstante, otros empresarios consultados por Ahora dijeron que parte de la culpa por las deudas acumuladas en el sector son las altas tarifas cobradas y el haber abandonado al turista nacional para apostar por el extranjero.

Los más afectados

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) publicó en el 2002 un Plan general de uso de la tierra y desarrollo turístico para la unidad de planeamiento turístico de llanuras del norte, en el cual proyectaba que en el 2012 arribarían 2,3 millones de turistas y 1,3 millones de ticos harían turismo.

También se indicó que, para dar abasto, la zona norte debía incrementar la capacidad hotelera: subir de 2.500 habitaciones a 5.000.

Esto motivó a Asdrúbal Villegas a ampliar en el 2006 la cantidad de habitaciones que tenía en su hotel Central Loft.

“Llegué a tener 14 personas en planilla, y ahora somos cuatro. La menor cantidad de turistas y el aumento en los costos nos obligó a acogernos al ‘convenio preventivo’”, expresó Villegas.

El “convenio preventivo” fue uno de los primeros arreglos de pago que alcanzaron los empresarios turísticos, en el 2010, para evitar la quiebra; sin embargo, las deudas se siguieron acumulando.

Pablo Rodríguez, por su parte, invirtió en la compra de ocho microbuses y hoy tiene solo dos.

“He estado a punto de vender una de las que me quedan porque no puedo sostener a un chofer en planilla con el poco trabajo que hay”, dijo Rodríguez, quien además es el gerente de la Cámara de Turismo de la Zona Norte (Catuzón).

Según cálculos de esta Cámara, de las 120 empresas dedicadas al hospedaje -desde cabinas hasta hoteles cinco estrellas- 25 se habían acogido al convenio preventivo.

“De 75 afiliados, unos 50 pueden tener dificultades para enfrentar sus gastos”, afirmó Rodríguez.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: 150 hoteles en riesgo de ir a cobro judicial