Lunes 28 de julio de 2014

Las náuseas del embarazo son una buena señal

    •  

No se sabe por qué algunas mujeres embarazadas sufren indisposiciones y vómitos y otras no.

FOTO : SHUTTERSTOCK
ampliar
Sensación significa que las defensas de la madre están conectadas con las del niño FOTO : SHUTTERSTOCK

Con mucha ilusión, la mujer espera el nacimiento del bebé. Sin embargo, las náuseas casi diarias, irritan el humor de la futura madre. De vez en cuando se siente tan mal, que tiene que darse de baja durante varias semanas.

Aunque son desagradables y molestas, las náuseas del embarazo son en principio una buena señal. “Indica que el sistema inmunológico de la madre se comunica con el organismo del niño”, dice la ginecóloga alemana Doris Scharrel.

El cuerpo de la mujer aprende a aceptar al niño para los próximos meses, quien en realidad es un cuerpo extraño, explica la especialista.

“La indisposición durante el embarazo es algo normal y no es síntoma de alguna enfermedad”, subraya Anke Erath, experta en planificación familiar y contracepción en el Ministerio alemán de Salud.

Solo algunas las sufren

No se sabe por qué algunas mujeres embarazadas sufren indisposiciones y vómitos y otras no. Generalmente, las molestias desaparecen a partir del cuarto mes. También, factores psicosociales como estrés, preocupaciones y riñas pueden incidir en la duración y la intensidad de los vómitos.

“La probabilidad de sufrir fuertes vómitos durante el embarazo es tres veces mayor si la propia madre de la mujer embarazada sufrió esas molestias”, dice Susanne Quell-Liedke, de la Asociación Alemana de Comadronas.

Lo que sí es seguro es que el malestar puede considerarse como un efecto secundario normal del embarazo, sin afectar a la salud de la mujer.

Sin embargo, si la futura madre vomita entre cinco y diez veces al día y pierde como consecuencia más del 5% de su peso inicial, es necesario tratar la indisposición con medicamentos.

“Los vómitos, si son frecuentes, pueden causar deshidratación y un peligroso desequilibrio en la salud”, advierte Scharrel.

Si la indisposición es especialmente fuerte, también puede ser necesario el ingreso de la mujer en una clínica.

Remedios

  • Azúcar:Un bajo nivel de azúcar en la sangre propicia las náuseas. Se recomienda que la mujer embarazada ingiera algo pequeño, como una galleta o pan tostado.
  • Infusiones: Para muchas mujeres, el no comer durante la mañana y beber agua tibia o infusiones de jengibre les alivia el malestar.
  • Cambio en dieta: Las comidas ligeras y bajas en grasa disminuirán las ganas de vomitar.
  • Prohibidos: El café, los cigarros y el alcohol nunca son aconsejables durante el período de embarazo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Las náuseas del embarazo son una buena señal