Viernes 29 de agosto de 2014

Flores vibrantes y frescas por mucho más tiempo

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

    •  

Una buena elección en la floristería y unos cuidados básicos en la casa les alargarán la vida

Frescas, coloridas y vibrantes: así nos gustaría que permanecieran las flores por mucho tiempo. Por eso, desde que se cortan del tallo, se busca siempre cómo mantenerlas vivas por el mayor tiempo posible.

Para alargar la vida de las flores existen muchos trucos, pero la verdad es que el cuidado inicia desde que se escoge el ramo o arreglo ideal en la floristería.

William Arias, de floristería Amor Es, explica que las flores están compuestas mayormente de agua. Es este factor el que mantiene su frescor, y el que se debe cuidar más a la hora de tenerlas cortadas en un jarrón.

Entonces, las flores en una tienda deberían estar siempre en agua fresca, y no estar expuestas a la luz solar directa.

La flor, en especial las rosas en botón, deberían estar firmes.


Revise antes de comprar

En las floristerías se suele fumigar las plantas con regularidad. Esto podría quemar los primeros pétalos, pero a la hora de la venta, estos se remueven y la flor queda perfecta.

Sin embargo, se aconseja revisar tanto el frente como el revés de los pétalos, para asegurarse de que no esconden un hongo.

Cuando las tenga en su casa, hay otras medidas importantes a tomar. “Principalmente lo que les decimos a los clientes es que todos los días le corten un pedacito pequeño, de un centímetro, al tallo. Esto porque el poro de la flor se va cerrando”, dice Arias.

Esto ayuda a que el agua circule bien por el tallo y el resto de la flor.

Según Jason Chinchilla, de la floristería La Gardenia, los tallos de las rosas deben estar cubiertos tres cuartas partes por agua. Otro tipos de flores necesitan una cobertura de un tercio.

Y si hay una flor o pétalo dañado en el ramo, descártelo.

En el mercado existen sobres de “alimentos” para flores, que en realidad evitan que el agua del florero se descomponga, a ¢500.

Consejos

Corte: Todos los días, quite un centímetro del tallo, en un ángulo de 45° para abrir sus poros.

Cambio: Cambie el agua del florero todos los días. Si está fría, mucho mejor.

Cloro:Unas gotas en el agua prevendrán el crecimiento de bacterias.

Vodka: De 3 a 5 mililitros en medio litro de agua, para que la flor no produzca etileno y no madure demasiado rápido.

Gaseosa de limón: El azúcar servirá de alimento para la planta, y el ácido hará que el agua suba por la planta.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Flores vibrantes y frescas por mucho más tiempo