Martes 29 de julio de 2014

Horarios nocturnos son un reto para el cuerpo

    •  

Los trabajadores tienden a nutrirse mal, fumar más y hacer menos deporte

Los médicos, policías y peones de fábrica deben trabajar a menudo a horas a las que otros duermen.

Realizan turnos de noche por los motivos más diversos, pero más tarde o más temprano todos experimentan problemas similares.

“Trabajar en turnos nocturnos nunca es verdaderamente sano. Nuestro cuerpo no está hecho para trabajar de noche”, afirma Hiltraut Paridon, psicóloga alemana.

Según la experta, puede ser que haya personas a las que el turno de la noche les guste más que a otras, pero a largo plazo nadie debería tener que trabajar sólo de noche.

“Muchas personas sufren de insomnio, tienen problemas para dormirse después del turno de noche o no pueden dormir de un tirón”, dice Paridon, quien explica que hay toda una serie de enfermedades asociadas al trabajo nocturno, entre ellas de tipo cardiovascular y del sistema digestivo.

“Los trabajadores del turno de noche se suelen alimentar peor, fuman más y hacen menos deporte”, afirma la psicóloga.

A menudo no es sólo el cuerpo el que sufre, sino también el alma. “Los contactos con otras personas se ven alterados por el trabajo nocturno”, dice por su parte Friedhelm Nachreiner, catedrático de la carrera de Psicología.

Él asegura que en el peor de los casos los horarios de trabajo atípicos pueden llevar al aislamiento social. Un trabajador del turno de noche se va a dormir por la mañana, cuando comienza el día para el resto de las personas a su alrededor.

Encontrar un equilibrio

Por ello, quien trabaje por turnos, debe esforzarse por encontrar su ritmo de vida y citarse regularmente con amigos y familiares para, por ejemplo, comer o salir a correr en un día concreto o para excursiones esporádicas.

En ningún caso deberían sobrecargar de tareas su día de descanso, por ejemplo dedicándolo a la construcción de su casa o a solucionar trámites ante las autoridades.

“Esto no sólo es cansado, sino que además aumenta enormemente el riesgo de accidente”, afirma la psicóloga.

Los trabajadores nocturnos deben preocuparse de disponer del suficiente sueño cada día.

Con todo, es importante una cosa para un sueño reparador: Un entorno tranquilo y cortinas oscuras. “Bajo ninguna circunstancia se deben emplear regularmente pastillas para dormir”, indica. Los trabajadores pueden acostumbrarse a tomar pastillas y caer en dependencias.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Horarios nocturnos son un reto para el cuerpo