Martes 30 de setiembre de 2014

Sepa cómo dar la mejor cara en los primeros cinco minutos

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

Imagen sin titulo - GN
Rasgos faciales, miradas, vestimenta y el saludo: todo está bajo la lupa en esos cinco minutos del contacto inicial. ampliar
    •  

En el trabajo, en una entrevista o en una cita amorosa, el primer instante es clave para asegurar el éxito

Conocer a otra persona por primera vez pone en marcha todo un juego de percepción e interpretación.

Rasgos faciales, miradas, vestimenta y el saludo: todo está bajo la lupa en esos cinco minutos del contacto inicial.

La presión es mayor en situaciones decisivas, como en entrevistas de trabajo, reuniones de negocios o en una cita romántica.

“La primera impresión se capta en los primeros cinco minutos. Influye la imagen externa, cómo nos vestimos, el peinado, maquillaje, los gestos...”, comenta la asesora de imagen Marta Víquez, de Imago.

“Al cliente le pregunto cómo quiere que lo vean los demás y cómo cree que los demás lo ven. Si las respuestas no coinciden, hay que trabajar en la imagen”, añade.

Confianza y seguridad

Los ojos son el punto focal de la cara y la manera más importante para transmitir lenguaje corporal, dice la asesora de imagen Natalia Rojas.

“Si usted desea transmitir confianza, debe mantener contacto visual con su interlocutor. Lo ideal es mantener la vista en el triángulo que se forma entre los ojos y la nariz, y alternar ese contacto con volver a ver hacia otros lugares. Lo importante es hacerlo con naturalidad”, amplía Rojas.

No establecer ese contacto visual, dice Rojas, puede comunicar timidez o insinceridad.

“Se recomienda siempre estar sonriendo durante esos primeros minutos, con una sonrisa natural. También tener una postura recta, y ver a los ojos a la otra persona”, dice Víquez.

Saludo

Durante esos primeros cinco minutos también se da el saludo inicial. En una situación de trabajo, es importante demostrar seguridad y decisión.

El apretón de manos en este caso debe de ser firme y corto, para hombres y mujeres por igual.

En una cita; sin embargo, las reglas varían. Si las dos personas no se conocen, lo ideal es el apretón de manos, dice Rojas.

Sin embargo, todo depende del interés entre las dos personas, y un beso en la mejilla no estaría de más para demostrar apertura a la situación, explica Víquez.

Aunque se nace con un tono de voz, variar aspectos como la entonación puede hacer a una persona sonar más segura o animada.

Hablar de forma monótona, demasiado pausada o lenta, en cambio, genera aburrimiento y pone en duda si la persona tiene chispa.

Y nunca hay que olvidar llevar la vestimenta adecuada para la ocasión. Esta hablará sobre la personalidad, dedicación y estado de ánimo de la persona, antes de que su voz o su currículum lo hagan por ella.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Sepa cómo dar la mejor cara en los primeros cinco minutos