Jueves 13 de noviembre de 2014

Días más soleados provocan sonrisas y alegría

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

La luz del sol ayuda al organismo a sintetizar vitamina D de forma natural, compuesto importante para la absorción de calcio.  |   FOTO THINKSTOCK
La luz del sol ayuda al organismo a sintetizar vitamina D de forma natural, compuesto importante para la absorción de calcio. | FOTO THINKSTOCK ampliar
    •  

Los rayos del sol tienen un efecto positivo sobre el estado de ánimo de las personas

El cambio a la época seca trae, con los rayos más intensos del sol y los vientos frescos de diciembre, un efecto muy positivo en la actitud de las personas.

Vivir en una zona tropical tiene una gran ventaja en el estado emocional de las personas: la mayor cantidad de luz solar hace a las personas en general más felices y cálidas que aquellas que viven en latitudes más cercanas a los polos.

Así lo explica Irina Katchan, fundadora y cordinadora del Observatorio Climático en Costa Rica.

En los países con climas más tropicales, las personas tienen una predisposición a ser más cálidas unas con otras, a ser más alegres y sufrir de menos casos de depresión.

En cambio, la menor cantidad de horas de sol más al norte y al sur del planeta incluso produce un sídrome psicológico, asociado a la falta de exposición a los rayos de luz natural.

“Esta alteración se llama desorden afectivo estacional. En las latitudes nortes se llama depresión invernal. Tiene síntomas como depresión y cansancio, porque los días son más cortos y las noche más largas”, explica Katchan.

El sol eleva los niveles de serotonina en el cerebro, la cual se asocia a un estado mental más positivo y feliz, según los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Protección necesaria

Cuidarse de los rayos ultravioleta del sol es vital para cuidar la piel del envejecimiento prematuro y del cáncer. Sin embargo, la exposición a la luz del sol también es necesaria para mantener una buena salud.

Por ejemplo, la vitamina D se sintetiza de forma natural con algunos minutos de exposición al sol.

Entre más oscura sea la piel de la persona, más tiempo de exposición necesitará para que su cuerpo produzca suficiente cantidad de vitamina D.

No obstante, para que la exposición a la luz solar no se vuelva una mala experiencia a futuro, el uso del bloqueador solar es obligatorio.

La dermatóloga Ileana Alfaro señala que el bloqueador es la mejor crema antiarrugas que podría ponerse una persona, y debería aplicarse constantemente durante el día para retrasar el envejecimiento.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Días más soleados provocan sonrisas y alegría