Sábado 9 de agosto de 2014

Forzar el cuello podría causar derrames

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

    •  

Médicos de la Universidad de Loyola, en Chicago, piden a la población tener precaución con las técnicas quiroprácticas que manipulan las vértebras del cuello para aliviar dolores en esa región, espalda superior, hombros, brazos y cabeza.

FOTO: JORGE NAVARRO
ampliar
FOTO: JORGE NAVARRO

Estos tratamientos podrían estar asociados a los derrames cerebrales, aunque no se puede asegurar por completo un vínculo directo entre ambos.

Los movimientos enérgicos y con fuerza de esta técnica puede causar pequeñas roturas en las arterias que van pasan por el cuello, siendo capaces de provocar derrames en personas jóvenes y adultas.

“La mayoría de estas roturas ocurren por traumas, estirones o estrés mecánico”, dice el investigador José Biller.

“Los movimientos repentinos que fuercen el cuello —como un choque vehicular, algunos deportes, o una tos violenta— podrían ser ocasionadas, aunque el paciente no note ninguna afectación”, agrega.

Si después de un masaje quiropráctico tras de un golpe al cuello siente náuseas, mareos o visión doble, acuda cuanto antes a un centro médico.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Forzar el cuello podría causar derrames