Viernes 31 de octubre de 2014

Relojes ahora marcan su estado de salud

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse dui dui, fringilla ut ipsum non, placerat orna |   FOTO :FOTÓGRAFO
La tecnología facilita que las personas lleven registro del ejercicio que realizan, haciéndolo de forma automática y dando información adicional.| FOTO :FOTÓGRAFO ampliar
    •  

Grandes compañías de tecnología apuestan a mejorar la condición física de sus usuarios, hasta con entrenadores virtuales

Las grandes empresas de tecnología quieren medir su estado de salud. La llamada revolución de los relojes inteligentes vino acompañada de la apuesta por mejorar la condición física de los usuarios.

Esto mediante aplicaciones que monitorean de forma constante aspectos diversos de la salud de las personas.

Los monitores cardíacos existen desde hace muchos años, con marcas como Timex y Polar. Ahora, las compañías Apple, Samsung HTC y Windows (y Nintendo próximamente) cuentan con relojes inteligentes con funciones de medición del ritmo cardíaco, contadores de pasos y calorías quemadas, y hasta la capacidad de evaluar la calidad de sueño de la persona.

Algunos relojes, como el Galaxy Gear Fit de Samsung, el Apple Watch y la Microsoft Band, incorporan un “entrenador personal”. Este tiene el propósito de mantenerle motivado para ejercitarse, fijarle nuevas metas de actividad física y ayudarle a combatir el sedentarismo.

El Apple Watch, por ejemplo, está programado para saber cuándo el usuario ha permanecido mucho tiempo sentado y cuándo está de pie. El Galaxy Gear Fit, por su parte, le da ánimos a la persona que lo usa para que no abandone la rutina.

No sustituyen un entrenador

Para la terapeuta física Gabriela Sáenz, aunque los monitores cardíacos y estos relojes inteligentes son una herramienta muy útil para un mayor control de la actividad física, no sustituyen el aporte que pueda hacer un entrenador físico o nutricionista, por ejemplo.

Sin embargo, señala que las personas con alguna enfermedad del corazón siempre necesitarán un monitor cardíaco.

“El monitor es indispensable para las personas que tienen alguna cardiopatía por razones de seguridad, para saber que ella trabaja al nivel que se quiere sin correr riesgos”, señala Sáenz.

“De que vaya a sustituir la guía de un profesional, está muy difícil, porque un reloj no tiene la suficiente capacidad para ofrecer una guía nutricional personalizada, por ejemplo. Además, ningún instrumento es 100% fidedigno, siempre tienen un margen de error”, advierte la terapeuta.

Para qué

Los monitores cardíacos son utilizados cuando, dentro de un programa de entrenamiento, se quiere que la persona trabaje a un ritmo determinado de su capacidad cardíaca máxima.

Esta capacidad se divide en zonas. Por ejemplo, durante un calentamiento o en la etapa de recuperación, la persona trabajará a un 50% de su capacidad máxima, lo cual le indica el monitor cardíaco. En trabajos más intensos, como en entrenamiento de resistencia o durante una competencia, se intentará llegar a una zona de máxima capacidad, donde se llegue a niveles que ronden el 90%, explica la terapeuta Gabriela Sáenz.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Relojes ahora marcan su estado de salud