Jueves 31 de julio de 2014

Hay una forma de trotar para cada tipo de persona

Por: Jasson Clarke jasson.clarke@nacion.com

    •  

Caminadoras, elípticas y correr al aire libre tienen distintas ventajas

Al iniciar un programa de ejercicios, muchas personas recurren a trotar, por su facilidad y bajo costo.

Hacerlo al aire libre, en una caminadora o banda sin fin, o usar una máquina elíptica son las opciones más comunes.

Con los tres métodos se alcanzarán las metas de control del peso corporal y estado de salud que se fije una persona, según el médico Edward Laskowski, de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Asegura, sin embargo, que las máquinas elípticas tienen la ventaja de aminorar el impacto en las articulaciones.

Cuando se corre al aire libre o en una caminadora, las piernas absorben el golpe de cada paso.

FOTO:  JUAN PÉREZ
ampliar
FOTO: JUAN PÉREZ

En la máquina elíptica, en cambio, el pie permanece fijo sobre el pedal, por lo que no hay tanto estrés sobre las articulaciones y tendones.

Por ello se recomiendan para personas con artritis, problemas en las rodillas, o de alto sobrepeso.

Las elípticas con manubrios también ejercitan los brazos, maximizando el entrenamiento.

Entre una caminadora y correr al aire libre, la segunda opción tiene una ventaja importante: la resistencia del aire. Vencer esta fuerza que se opone a la dirección de corredor requiere más energía.

Aumentar la inclinación de la banda sin fin en un 1% obliga al cuerpo a usar la misma energía que al trotar afuera.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia Ahora: Hay una forma de trotar para cada tipo de persona